• Alejandro Deustua

Siria: Un Proceso Aún Envenenado

Estados Unidos, Rusia y la ONU han encontrado un cauce multilateral para intentar una solución al escalamiento de la guerra civil siria.


Éste se ha fortalecido con el reporte del Secretario General de la ONU que ha confirmado el uso en gran escala de armas químicas en las proximidades de Damasco. La identificación de los autores de este crimen de guerra es otra historia: ello, dice, es responsabilidad moral de la comunidad internacional.


El próximo paso debe ser la discusión en el Consejo de Seguridad de la resolución que obligue a Siria a cumplir con su disposición a destruir todas sus armas químicas bajo supervisión internacional previa suscripción de la Convención internacional correspondiente. Con ello, el riesgo de escalamiento bélico planteado por una intervención unilateral de Estados Unidos ha disminuido pero no ha sido cancelado.


Y no lo ha sido porque, además de la calidad del cumplimiento sirio, subsiste la disputa sobre el responsable del uso de esas armas. Ello condiciona una eventual negociación política del fin de la guerra civil.


El problema de la identificación se ha agravado porque en la conferencia de prensa de Ban Ki Moon, un funcionario sostuvo que las pruebas indicaban la probable responsabilidad del régimen sirio. Ésta es la posición norteamericana a la que Rusia se opone.


Y si el responsable del crimen no es identificado, la incertidumbre reducirá la conminación coercitiva del Consejo de Seguridad para que Siria otorgue las facilidades necesarias para la destrucción de su arsenal químico. El eventual uso colectivo de la fuerza será aquí el quid pro quo.


En caso de que se determinase al responsable, el foro probable será la Corte Penal Internacional de La Haya. Ello supondría el cambio de régimen en Siria. Rusia no consentirá esa alterativa sin la consolidación de su base en Tartu, de su zona de influencia en el área y de su nuevo protagonismo mundial.


Por lo demás, a la luz de la experiencia, Estados Unidos podría reconsiderar su posición sobre el cambio de régimen porque la solución política a la guerra civil en Ginebra necesita de un interlocutor.


Así, una forma de realismo que distingue la conveniencia del interés habrá regresado no al Medio Oriente (que es su hábitat) sino a la gestión de la primera potencia con implicancias globales.


0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

El Riesgo Político en América Latina

El año termina y el 2014 empieza en América Latina consolidando la práctica electoral como mecanismo democrático...