• Alejandro Deustua

Perú, Venezuela y un Contexto Desfavorable

La preocupación expresada por el gobierno sobre la polarización venezolana en el marco de la farsa judicial que sentenció al opositor Leopoldo López sólo es un avance en la posición oficial en la materia si se tiene en cuenta el predominante silencio regional (Chile, Paraguay y Costa Rica son excepciones al respecto).


Lejos aún de una posición relevante en la defensa de las libertades fundamentales en la región y de procurar restaurar el equilibrio suramericano quebrado por el Estado venezolano y su esfera de influencia, el comunicado de la Cancillería abandona la pasividad mostrada hasta ahora frente un gobierno agresivo y cuasi-dictatorial.


Este pequeño paso pudiera ser uno mayor orientado a la recuperación de influencia en el área si su complemento, expresado en la emisión del voto favorable a la evaluación hemisférica de la tensión en la frontera colombo-venezolana, es seguido de otros que procuren la solución de ese conflicto y el abandono de un statu quo funcional al gobierno chavista.

Es más, esta incipiente disposición a actuar con mayor decisión en el área debería evolucionar hacia una mayor coordinación con los Estados con los que tengamos convergencia de intereses en un contexto de deterioro de la economía e incremento de la conflictividad globales.


Más aún cuando, cuando la OCDE acaba de ratificar ese deterioro al anunciar un crecimiento global más débil (3%) que el proyectado en junio. Éste deriva de un crecimiento insuficiente de las economías desarrolladas y de una mayor vulnerabilidad de las emergentes al schock de demanda chino (cuya economía crece sólo 6.7% con tendencia a la baja) y a una mayor volatilidad de capitales que la gradualidad del incremento de las tasa del FED no atenuaría. Este diagnóstico aparece luego de que autoridades del FMI expresaran preocupación por el incremento de la desconfianza en América Latina y reclamaran mayor claridad sobre la orientación económica del área y su fortalecimiento institucional.


Con las exportaciones globales cayendo -7.1% y las importaciones -9.5% en el primer trimestre, la integración regional no es una alternativa con una más profunda contracción brasileña (-2.8%) complementada por una lastimosa perfomance argentina y por una gran contracción venezolana que busca ahora el conflicto internacional.


Éste, a su vez, se enmarca en un incremento de la conflictividad internacional y en el aumento del gasto militar en ciertas regiones de Asia, Europa y África que escapan a la reducción global de -0.4% (SIPRI). Y si bien en Suramérica ese gasto ha decrecido (-1.3%), ello no se refleja en estabilidad a la luz del conflicto colombo-venezolano y su potencial de escalamiento en un escenario de erosión institucional y descontento social.


Para atenuar esa realidad preocupante y el impacto de un contexto internacional desfavorable nuestra política exterior en la región debe procurar más activamente la eliminación de focos de conflicto y contribuir a la restauración democrática en Venezuela.


0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Abrevadero Multilateral

El año cierra con creciente conflictividad global, desaceleración económica y debilidad del comercio internacional.

Riesgos “Geopolíticos”: 2015

Los “factores geopolíticos” son nuevamente destacados por los organismos multilaterales como factores de riesgo para la perfomance global.

Susbríbete a nuestra revista

SmartBoy 2020