• Alejandro Deustua

Perú-Brasil: Un Pequeño Salto Adelante

Después de la V Cumbre ALC-UE y cinco años después de establecida la denominada asociación estratégica con el Brasil, el presidente de ese país acaba de realizar una visita oficial al Perú. Aunque el comunicado respectivo no lo dice, la amplia cobertura de su texto y la propuesta de una nueva etapa en la relación bilateral equivale a un relanzamiento de esa “asociación” que no ha mostrado aún el peso estratégico que debiera.


Aquélla, por lo demás, debe ser mejor definida. Mientras ello no ocurra, los beneficios del vínculo seguirán por debajo de su potencial regional y de proyección global. Por el momento, sin embargo, su contenido puede derivarse de la tipología de los acuerdos logrados.


Sin desatender los comprometidos con el desarrollo de la infraestructura vial (la integración fronteriza, la carretera interoceánica y el eje multimodal del Amazonas, entre otros), los presidentes han desarrollado esta vez, de manera operativa, la agenda energética (gas, petróleo, energía renovables). Sin embargo, el ámbito económico (comercio e inversiones) se mantuvo expectante, el de seguridad quedó extrañamente ausente a pesar de la preocupación por la protección amazónica (no ha habido alusión al esquema SIVAM-SIPAM) y la proyección hacia el Pacífico ha merecido una mención no demasiado ambiciosa.

En esta oportunidad el pequeño salto hacia delante ha estado a cargo del sector energético y las industrias vinculadas. Éste involucra especialmente a los subsectores hidroeléctrico y petroquímico.

En el primero, además del estudio de un gran proyecto en Inambari con una capacidad de generación de 1.6 MW se estudiarán otros que tienen por centro productor al Perú y por gran mercado al Brasil. En estos tiempos de explosión de los precios del petróleo (y de exuberancia contemplativa al respecto), esos desarrollos abren una enorme perspectiva para ambos países amazónicos que, con naturalidad, devendrían en exportadores notorios de un tipo de energía, que por su costo infraestructural, ha sido hasta hoy, relegada.

Sin embargo, a la sombra del calentamiento global y del desafío que plantea la probable escasez de agua en el largo plazo, estos proyectos deberán ser bien ponderados antes de comprometer montos de inversión que bien podrían ser derivadas a otro tipo de energía renovable y emprendimientos industriales.

De allí que el compromiso concreto de desarrollar la industria petroquímica a través de Petroperú y Petrobras sea tan prometedora.

A ese emprendimiento se agregarán acuerdos de cooperación tecnológica. En tanto en el sector que crea conocimiento, el Brasil ha avanzado mientras el Perú ha retrocedido, la cooperación, a la vez que operativa (agrícola, industrial, informático) debe orientarse a una puesta a punto de la parte peruana.

De otro lado, teniendo en cuenta los desafíos de seguridad en la cuenca amazónica, es necesario que Perú y Brasil puedan fundamentar su asociación en una cooperación sustantiva en este ámbito. Pero ello es distinto a aceptar plenamente la instalación de un Consejo de Defensa Suramericano que el Brasil viene promoviendo regionalmente.

Si bien este tema no ha sido objeto del comunicado oficial, no es redundante señalar que bajo las actuales circunstancias de fragmentación regional y de polarización ideológica, los temas de defensa no tienen hoy en Suramérica un cimiento estable. Por lo demás, éstos no pueden tratarse al margen de los mecanismos de seguridad colectiva interamericana y del foro creado por las conferencias de los ejércitos americanos.

En esta materia es necesario identificar con precisión tanto los intereses comunes como los socios necesarios. Y no todos se encuentran hoy en América del Sur al tiempo que en nuestra región existen interlocutores que promueven principios que colisionan con los peruanos.

Si la relación con Brasil es indispensable y si su dimensión estratégica debe avanzar, también debe fundamentarse adecuadamente. Ello amerita un mejor estudio además de un sustento económico que pueda potenciarla y que hoy sigue siendo escaso.



0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Una Fiesta Plurilateral Latinoamericana

Sin agenda conocida y sin demasiada publicidad previa, la exuberante institucionalidad latinoamericana se congrega hoy, a nivel presidencial