top of page
  • Alejandro Deustua

Multilateralismo: Una Etapa de Transición

28 de diciembre de 2005



La falta de resultados concretos y el predominio de compromisos menores en el ámbito de la cumbre que precedió a la Asamblea General de la ONU (setiembre) y en la reciente reunión ministerial de la OMC (la Ronda Doha en Hong Kong) podrían configurar hoy una situación de crisis del sistema multilteral. Si ello no ocurre es porque decisiones cruciales en ambos foros han sido pospuestas para el 2006 abriendo una etapa de transición en el sistema.


Si, en el caso de la OMC, esas decisiones no son adoptadas en abril próximo (fecha establecida para un nuevo encuentro) el único régimen global creado colectivamente en la post Guerra Fría podría dañar seriamente las reglas y procedimientos del organismo y poner en cuestión sus principios y normas. Si bien nadie espera desafiliaciones (más bien se esperan nuevas incorporaciones, como en el caso de Rusia), la credibilidad de la OMC entre las potencias menores podría verse afectada por una sencilla razón: si bien la ronda Doha ha sido definida como “la ronda del desarrollo”, el “desarrollo” no está siendo servido debido a la morosidad en la adopción de nuevas reglas que favorezcan el comercio de los países que aspiran a ese status de bienestar.


En efecto, si bien las 149 delegaciones que concurrieron a Hong Kong lograron salvar la ronda Doha del estancamiento y progresaron en el trato de su agenda según el Director General de la OMC, Pascal Lamy, lo cierto es que el avance ha sido incipiente y lo concertado está sometido aún a una serie de imponderables derivados de la ambigüedad y selectividad de los compromisos.


El ejemplo más notorio de lo primero es el acuerdo general logrado para abolir los subsidios a las exportaciones agrícolas hacia el 2013. En tanto no se conocen las especificidades del acuerdo y la oferta de eliminar esos subsidios había sido hecha con anterioridad por los potencia mayores en función de entendimientos concretos entre ellas y de compromisos de apertura de mercados de los países en desarrollo, resta ver si estas condicionalidades se mantienen. De otro lado, la selectividad de los acuerdos –que atenta contra la naturaleza multilateral del régimen- se muestra en el ánimo de las potencias mayores de favorecer a los países de menor desarrollo relativo (el acuerdo de libre acceso a los mercados de 32 de ellos y los acuerdos de liberación de los obstáculos al comercio a los productores menores de algodón son los ejemplos más claros). En esto coincidimos con The Economist. Pero agregamos un hecho crítico: los países considerados de mediano desarrollo están siendo postergados como lo siguen siendo los países que no son grandes exportadores de bienes agrícolas (como el Perú) en un escenario donde la eliminación de los subsidios a la producción y exportación de bienes de este sector es considerado clave para el buen desarrollo de la “ronda”. Al respecto debe subrayarse que en Hong Kong no parecen haberse adoptado acuerdos claros sobre eliminación de las “ayudas internas” (o subsidios a la producción de esos bienes) que distorsionan el comercio ni mucho menos sobre el fundamental tema de la reducción de aranceles.


De allí que, cuando se retomen las negociaciones el próximo año, temas como la reducción sustancial de la Política Agrícola Común europea o del sistema de ayudas internas norteamericano y japonés, serán especialmente sensibles y complicados. Entonces el trato especial y diferenciado a los países que ganan menos tendrá que negociarse mejor cuando se deba adoptar decisiones sobre el resto de la agenda: acceso al mercado de manufacturas y servicios, entre otros. De no progresarse en esta materia, el sistema multilateral de comercio puede verse superado por una nueva ola de acuerdos bilaterales cuya complejidad puede terminar restando libertad al flujo de bienes y servicios. En lo que se refiere a la ONU –el eje del sistema multilateral-, los inconvenientes encontrados para la reforma del Consejo de Seguridad anuncian que el desarrollo del mecanismo de seguridad colectiva global no es ni será, en el corto plazo, todo lo fluido que debiera. En tanto este tema probablemente no prosperará, la buena marcha del organismo deberá medirse por el éxito de las decisiones que se adopten en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio (el campo del desarrollo y de la pobreza) y en la implementación de nuevos instrumentos de seguridad (el fortalecimiento institucional de las operaciones de mantenimiento de la paz, la lucha colectiva contra el terrorismo bajo parámetros comúnmente establecidos, la redefinición del principio de no intervención en situaciones graves en las que los Estado no puedan proteger a sus ciudadanos, la prevención en casos de uso inminente de armas de destrucción masiva). Sin embargo, las posibilidades de que se avance intensamente en esta materia estarán limitadas no sólo por fuerzas sistémicas encontradas sino por un acontecimiento político: la elección del próximo Secretario General de la ONU en el 2006. Aunque Estados Unidos parece tener ya un candidato (la Presidente de Letonia, Vaira Virke- Freiberga) los demás miembros no se han pronunciado. La contienda será intensa. Pero si ésta hace imposible el consenso, las nuevas tendencias del poder global habrán restado al sistema multilateral varios grados adicionales de eficiencia. En un contexto de interdependencia creciente el multilateralismo ciertamente perdurará. Pero en tanto el orden internacional esté en transición su influencia no estará aún a la altura de los requerimientos de gobernabilidad global que muchos esperan. El Perú, como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, tendrá que lidiar con estos problemas.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Cumbre Árabe-Suramericana

La relación de América Latina con el Medio Oriente tiende a ser vista en la región a través de la lupa del conflicto regional en esa parte

Contra el fascismo de los Humala

Desde que la OEA adoptara la Carta Democrática Interamericana en el 2001, su dimensión coactiva en defensa de la democracia representativas

El Sistema Internacional en el 2005

El 2005 culmina con una economía global en crecimiento (aunque atenuado), una situación de seguridad internacional no inestable...

Logo Contexto.png
Header.png
bottom of page