• Alejandro Deustua

Morales Ganó las Elecciones de Pasado Mañana

Este 12 de octubre (el día en que se celebra el descubrimiento de América detestado por el Sr. Evo Morales) el Presidente de Bolivia se dispone a batir un récord electoral (ganar con más del 64% de los votos superando el 57% actual de las encuestas a su favor) para obtener, por tercera vez, la presidencia de Bolivia.


Para ello contará con un crecimiento de entre 5.2% y 5.5% este año (FMI y CEPAL, respectivamente), el apoyo de sus antiguos opositores regionales (en Santa Cruz, Morales obtendría más del 50% según las encuestas) y con una predisposición de conmovedora congregación (“no son tiempos de confrontación” ha dicho el Presidente variando su tradición confrontacional una vez que se ha asegurado la hegemonía).


Lo que no dice el Sr. Morales es que la hegemonía es también institucional y que, en consecuencia, ganará los comicios del próximo domingo gracias al control total de las instituciones del Estado, el predominio en los medios, la subyugación cooptada de sus oponentes y el empleo de artificios de campaña que ya quisieran utilizar candidatos de los países ricos.


Sosteniendo toda este armatoste autoritario se encuentra una economía que exporta fundamentalmente hidrocarburos a un par de mercados cautivos y soya a otros tantos mercados regionales. En ese marco, que implica una demanda constante, cercana y centralizada de energía desde el Brasil y, en menor medida, de la Argentina, las exportaciones de gas se han ido incrementando a la par que han bajado las reservas sin que se haya producido ni explorado en similares proporciones.


En efecto, si las reservas bolivianas de gas eran de 27.6 TCF en el 2006, el año pasado no pasaban de 10.4 TCF (Mauricio Lea Plaza. Nueva Crónica) sin que Bolivia haya añadido algún valor agregado a esas colocaciones controladas por el Estado.


Algo diferente, pero igualmente dañino, ocurre con la soya. En el 2013 Bolivia exportó un valor récord de US$ 1175 millones de este producto a países del área como Colombia (44%), Perú (27%), Ecuador (9%) Venezuela (el gran comprador apenas adquirió 7%) y, extraordinariamente, España (4%) según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (América Economía). Ello es una muestra de las extraordinarias limitaciones de su diversificación.


Por lo demás, las facilidades que ha prestado el Estado al sector agropecuario, cuyo fuerte se encuentra en el Oriente, para que estas ventas continúen en la curva ascendente no habrían sido desdeñables (lo que explica buena parte del entendimiento que habría logrado el gobierno de La Paz con los productores de Santa Cruz) mientras que los productos derivados (la torta y el aceite de soya) siguen siendo los mismos de hace años o décadas.


Así mismo, con los servicios básicos controlados por el Estado y una buena parte de los ingresos repartidos a través de subsidios y transferencias a la población (que, sin embargo, han logrado bajar los niveles de pobreza), Bolivia ha desarrollado una demanda interna que importa casi todo produciendo casi nada y sin lograr inversiones para la explotación de nuevos productos primarios.


En ese marco, el pequeño sistema financiero bulle en bancos con grandes rendimientos mientras la demanda interna crece insosteniblemente. La pequeña economía de alrededor de US$ 32 mil millones de peculiar capitalismo de Estado (y que, como otras en el área, recibe ingresos extraordinarios por remesas y narcotráfico), puede así ser administrada con cierto orden (que los multilaterales elogian) y mantener un nivel de reservas suficiente.


Sin que ello alcance para embarcarse en proyectos serios de desarrollo sí parece suficiente para brindar cierta estabilidad económica que, acompañada de beneficios sociales, la población agradece.


Esta tranquilidad es también política en tanto el Estado ha mostrado eficacia superlativa en una conocida forma control institucional: la cooptación En efecto, no hay poder del Estado que el gobierno del Sr. Morales no controle empleando este instrumento.


Ello ha implicado desde colocar mayorías oficialistas en el Tribunal Supremo Electoral (que decidirá sobre la legalidad de las elecciones de este domingo) y en las diferentes instancias del Poder Judicial (bien complementadas por formas su generis de administración de justicia popular) hasta lograr el pleno control de Poder Legislativo.


Así, luego de la forma acuartelada con que se aprobó la constitución del 2009 (que fue posteriormente refrendada por el voto popular), el juego parlamentario no ha cedido frente a la oposición. Como resultado, en la Asamblea Legislativa el MAS tiene una mayoría de 130 contra 32 con 88 diputados de un total de 130 y 26 senadores de 36.


Con semejantes mayorías, el Tribunal Constitucional era la última instancia para decidir que el Sr. Morales no podía ir a una segunda re-reelección. Pero cooptado como está, éste decidió que en realidad que se traba de la primera si se tenía en cuenta que el nuevo orden constitucional del 2009 está vigente con posterioridad a que el Sr. Morales fuera electo la primera vez en el 2005 y asumiera el poder en el 2006.


Por lo demás, el interés nacional boliviano expresado en la demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia para que este Tribunal declare que Chile tiene la obligación de negociar un acceso soberano al mar ha congregado a políticos y juristas bolivianos que no podían considerarse oficialistas.


Y para concluir este recuento, el Presidente Morales han solicitado a sus Fuerzas Armadas seguir las líneas de su partido: al aprestamiento para luchar contra el “imperialismo”, ha seguido la oficialización del lema cubano “Patria o muerte, venceremos” mientras la bandera inventada (la “wiphala”) ha devenido en símbolo militar también.


En este contexto, el empleo de los medios por el gobierno ha sido un verdadero abuso: mientras la oposición ha podido hacer uso de espacios menores sólo en el último mes, el Presidente prácticamente no ha tenido límites ni en tiempo (hizo uso de los medios para propagar, con fines electorales, la inauguración de obras mucho tiempo antes de que la campaña se iniciara) ni en recursos (no sólo ha gastado de manera incontrolada sino que, en gesto divertido y demagógico se ha dado el lujo emplear a ex -jugadores del Real Madrid para dar cuenta de su extraordinaria figura).


Este domingo ganará largamente el Presidente Morales. Pero lo hará bajo las condiciones descritas. Tal es también la medida de su legitimidad.


0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

2014: Situación Económica General

Aún sin considerar los graves riesgos geopolíticos extrarregionales, América Latina no se presenta en el 2015 como un factor impulsor...

Economía Mundial: Optimismo Con Cautela

La economía mundial está siendo afectada por un shock de oferta positivo. En efecto, la caída del precio del petróleo en un orden de 40%...

Cuba: Cambio Hemisférico Sin Apertura

La decisión norteamericana de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba (asunto que compete al Ejecutivo de ese país) y lograr el fin...