• Alejandro Deustua

La Iniciativa de la Cuenca del Pacífico Latinoamericano

Los países latinoamericanos de la cuenca del Pacífico comparten algo más que su condición marítima. Organizados, en general, por democracias representativas y economías de libre mercado, estos países contrapesan la influencia fragmentadora en la región de gobiernos de tendencia autoritaria y economías autárquicas.


Y lo hacen añadiendo un arraigo occidental: salvo alguna excepción, todos han negociado o van a negociar acuerdos de libre comercio y de asociación política con Estados Unidos y la Unión Europea. Ello implica un fuerte arraigo occidental. De allí que la reciente reunión de los países que integran el Foro sobre la Iniciativa de la Cuenca del Pacífico Latinomericano realizada en Lima tenga una importancia singular.


Articulada por México, Panamá, Colombia, Perú y Chile esta segunda reunión (la primera se realizó en Cali) de 11 países se ha realizado cubriendo los ámbitos político y económico y compartiendo la agenda con un invitado fundamental: Brasil. Ello agrega al Foro el sustento continental de la primera potencia suramericana y su proyección bioceánica.


Sin embargo, a pesar de su implicancia geopolítica, la reunión del Foro no ha ido adecuadamente reconocida. Esperamos que ello se deba a la oportunidad (los días posteriores al terremoto) antes que a un deliberado pero imposible bajo perfil (a diferencia de la primera reunión atendida sólo por ministros de Comercio Exterior, a ésta han concurrido además cancilleres y vicecancilleres) o a una inconducente predisposición minimalista (la agenda tecnocrática de la primera reunión).


Si bien los propósitos de incremento de la cooperación entre los miembros del Foro y de éstos con el Asia-Pacífico no han variado, sí lo ha hecho su naturaleza. Ahora además de cuatro grupos de trabajo que verán asuntos de convergencia e integración comercial, promoción y protección de inversiones, complementariedad y mejora de la infraestructura y cooperación para incrementar la competitividad en la Cuenca, el Foro ha establecido un mecanismo de consulta y coordinación política.


Si bien este último tiene que ser preservado manteniendo, por ahora, su informalidad y liberándolo de la inoperancia de otros mecanismos semejantes (como el Grupo de Río), sus múltiples ámbitos debiera incorporar, en el futuro, el de seguridad.


En efecto, si el Foro cubre el ámbito estratégico del Asia- Pacífico y de América Latina y contribuirá a una mejor inserción de sus miembros en la Cuenca, su propósito no puede ser sólo el de hacer negocios sino también el de afirmar la estabilidad del área, afirmar el concurso hemisférico y consolidar su identidad liberal. Bajo estas condiciones el Foro mejorará el trato con la APEC (a la que sólo pertenecen hoy Perú, México y Chile entre los latinoamericanos), favorecerá mejor los intercambios e incrementará la competitividad regional frente al Asia en lugar de verla decaer como hasta hoy.


Salvo por la suspicacia de los gobiernos de Venezuela, Cuba o Bolivia, esto no debiera ser problema mayor en tanto los integrantes del Foro mantienen los principios cohesivos que normaban a la América Latina pre-Chávez: la vigencia de la democracia representativa (que compensa la decadencia de la Carta Democrática interamericana) y la vitalidad de integración de mercados libres (el ALCA, hoy implementada por la vía bilateral).


Esa cualidad permitirá un mejor trato con potencias del Asia-Pacífico como Japón o Australia sin desmerecer a China al tiempo que el incremento de la interdependencia regional favorecerá la solución de controversias (el caso Perú-Chile). Y si en ese marco los beneficios de la integración regional y la interacción con el Asia-Pacífico se fortalecerán notablemente, entonces la zona de libre comercio que la APEC espera perfeccionar el 2020 nos encontrará mucho mejor preparados.



0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La Política Exterior en el 2007

En el 2007 muestra política exterior ha contribuido a consolidar la dimensión occidental de nuestra inserción extraregional. Ese esfuerzo...