• Alejandro Deustua

Davos, Contracción y Promotores Comerciales

El Presidente Humala acude a Davos a evaluar la Gran Transformación. Pero no la de su inicial programa de gobierno sino la del escenario global del que se ocupa, con ese nombre, el Foro Económico Mundial.


El propósito presidencial consiste en afirmar la confianza en la economía peruana y atraer inversiones en un contexto de crisis que ya ha desbordado el ámbito financiero norteamericano y europeo y el de sus respectivos desequilibrios fiscales.


Así lo reporta el FMI que identifica esa amenaza contra la recuperación global con una recesión en la eurozona, la fragilidad de otras regiones, el deterioro financiero global, el incremento de los riesgos (que un reporte del WEF cataloga en 50 amenazas interactuantes) y la fuerte erosión del crecimiento.


Este deterioro se observa en la importante corrección a la baja de la perfomance global de este año de 4.6% a 3.9% que involucra a todas las regiones y a casi todos los actores desarrollados (que crecerán sólo 1.2% este año y 1.9% el próximo) y emergentes (cuyo PBI aumentará sólo 5.4%% en el 2011 y 5.9% en el 2012). Ello incluye una corrección de -0.4 puntos para América Latina (3.6% este año y 3.9% el próximo).


Como se ve, nuestra región es la que menos cae y, por tanto, es percibida quizás como la más resistente. Pero no por ello es menos vulnerable si se considera reducción proyectada de los precios de los commodities cuya corrección negativa es la más radical en el reporte del FMI (-4.9% para el 2011 y -3.6% en el 2012).


A ello debe agregarse la fuerte retracción del comercio internacional que con apenas 3.8% se encadena al declive del 2010 (6.9%) en contraste con la expansión de 2009 (12.7%). Teniendo en cuenta que los commodities representan el 70% de nuestras ventas, es evidente que el Perú sentirá el impacto de esa contracción.


En ese contexto, la presencia estimuladora del presidente en Davos será valiosa. Pero es contradictoria con la razzia de los promotores de comercio exterior cuya labor en la colocación de productos no tradicionales ha sido esencial.


Peor aún, la decisión es irracional porque se basa en el terco desentendimiento del significado del cargo de confianza y en la manipulación de funcionarios técnicos por autoridades diplomáticas a los que se desea evaluar con criterios de rotación que les son inviables. En un contexto de crisis, el resultado es de suma 0 que esperamos el presidente pueda superar en Suiza.


0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo